TE LLAMO




Llamo a las Almas de los Druidas encarnadas de nuevo en este tiempo, en esta vida.

Llamo a las Almas de los Jefes Nativos Americanos, y a las de las Sumas Sacerdotisas de Lemuria.

Hablo a las Almas que formaban los concilios tribales de Hawai, de Australia, a los Íntegros y a las Sabias, para que volváis a ocupar ya un lugar en nuestros Gobiernos, removiendo el cielo y la tierra, transformando desde dentro hacia fuera cada acción, cada ley, cada piedra.


Llamo a los Alquimistas y a las Místicas de Atlántida, Egipto y Asia, para que la sabiduría amorosa sea la Luz que vuelva a guiar los Ministerios y las enseñanzas en las Escuelas.