El Ser Humano como Medicina para la Tierra


El otro día, pensé en el poder curativo de las flores y las plantas.

Como cada una de ellas tiene una medicina-vibración-resonancia-energía concreta que encaja como la pieza que faltaba en el puzzle de nuestras desarmonías humanas, nuestras enfermedades, dolencias, dolores del alma… convirtiendo al bosque, a los campos y a las selvas en una fuente que puede cubrir todas nuestras necesidades.