Hola, Mujer-Templo




–Hola, Templo de Cristal y Roca –le habló a la Montaña Viviente, aquel Santuario pétreo, estático e inmutable.
–Hola, Mujer–Templo –le devolvió el saludo aquel Ser, reconociéndola a ella como un Temenos, como Tierra Sagrada en Movimiento.

Recuerdo estar sobrecogida ante la enormidad, belleza y energía de las montañas y rocas de Sedona (Arizona), cómo emanaban soberanía y grandeza con sus vórtex.

Las montañas no se “agacharon” para conversar conmigo. No se hicieron ni un ápice más pequeñas a nivel energético, ni me subieron tiernamente en sus faldas para consolarme: esa no es la vibración de estas tierras. Las montañas y rocas me invitaron a que me hiciera energéticamente tan grande como ellas, y desde allí las hablase como a iguales.

Me invitaron a Recordar Quien Soy de Verdad.

¿Tú Sabes Quién Eres? ¿Puedes sentir la Chispa de Divinidad que irradia la vida en ti? Y si tienes la suerte de que lo sabes ya con la mente… ¿lo sabes con tus huesos, con tus vísceras, con tu piel, con cada célula de cada órgano y con cada arquetipo que actúa dentro de ti?

Hoy me levanté recordando estas montañas y la soberanía que irradian. Podemos elegir vivir como Creadores de Movimientos en este Gran Juego, o sintiéndonos frágiles Piezas del Tablero. Que pronto Recordemos


Myriam Aram



Hermoso día, Mujeres/Hombres-Templo






© Texto Myriam Aram







QUIZÁS TE INTERESE LEER TAMBIÉN

Para transformarse en Mariposa...
La Medicina del Tiempo de Ser
Las Estrellas
¡Comparte este post!
POSTS RECIENTES:
BÚSQUEDA POR TAGS: