Os presento… al Amor de mi Vida


Ella es Eva, mi chispita de alma gemela. Mi compañera de camino, uno de los motivos de saberme infinitamente afortunada en esta vida.

Me volví a encontrar con ella en esta vida hace quince años, en una demostración de una espuma de látex para maquillaje de efectos especiales y cine (por aquellos años yo pensaba que me iba a dedicar a ese mundillo).

Ella había ido a ayudar a su amigo, que hacía la presentación, y por ello llevaba puesta en ese momento una máscara de mono que le cubría toda la cara.

Aquel día curiosamente no pude ver su rostro, pero conecté tanto con su amigo y con ella que volvimos a quedar unas semanas después para vernos en Halloween.

En aquel momento Eva estaba saliendo con su chico y yo, por decirlo de una manera elevada y consciente, andaba perdida enredándome con hombres que me devolvían el reflejo de mis propias heridas de falta de valor personal, desconfianza y soledad.

Durante unos años nos vimos apenas un par de veces. Ambas teníamos cosas que cerrar y extinguir en nuestras vidas.

Pero llegó la alineación de nuestros planetas o algo así, y de manera natural tras una cena en una creperie, empezamos orgánicamente a quedar todas las semanas.

Planeamos e hicimos un viaje al sur de Italia.

Le regalé un bautizo de Mar para experimentar el buceo…

Me regaló el mejor cumpleaños de mi vida: me organizó una fiesta sorpresa, reunió a su grupo de música y me cantó canciones muy significativas y especiales para mí… y así nuestra amistad fue haciéndose cada vez más profunda y fuerte.

Ninguna de las dos había salido con una mujer antes… yo nunca había imaginado tener una pareja femenina… pero ahí estaba ese ser maravilloso que me hacía brillar cuando estaba cerca, y había elegido ese cuerpo…

Nos reconocimos.

En nuestras miradas se esbozaron mil vidas y mil caminos, y en nuestros abrazos la sensación de compartir la misma esencia.

Se hizo totalmente evidente que nos amábamos.

A su lado brotó un espacio donde florecer. Un manantial de luz y belleza del cual siempre salir llenas. Un nido donde colmarnos de la dicha del amor y la complicidad, donde compartir y celebrar pequeños y grandes momentos de la vida, y materializar sueños mientras vamos de la mano.

A lo largo de estos 12 años de pareja también hemos vivido fallecimientos de nuestros seres más amados. Ambas hemos experimentado rupturas y separaciones definitivas con familiares y amigos que nos dañaban, cambios radicales de trabajo, transformaciones profundas y sanación de karma, movidas energéticas con seres de otros planos en plan película de terror…

Miro hacia atrás y comprendo que como almas quisimos ayudarnos a cruzar juntas todas estas puertas de fuego para crecer.

Sé que hemos venido como tantas otras parejas sagradas de estos tiempos, que se reencuentran para abrazarse y acompañarse, para expandir las alas y volar juntas a donde el corazón nos lleve.

Nosotras fusionamos nuestras energías y medicinas en talleres, viajes… como un Yin y un Yang.

Y ahora le he pedido que también colabore conmigo en más cosas, y enriquezca los vídeos donde leo mis cuentos, con sus sabias y valiosas enseñanzas y herramientas, para quien le pueda venir bien.

Para mí siempre ha sido algo completamente natural, y en este tiempo tampoco le he dado mayor importancia.

Consideraba que estaba bien separar mi profesión o camino de escritora con mi vida personal.

Pero como dije en otros posts, de un tiempo a esta parte mi ser me pide compartir más desde lo íntimo, porque siento que “contarse” es saludable e importante para todos.

Si a alguien le ofende mi amor, tiene un bonito trabajo personal de integración y empatía que hacer.

Y si hay alguna persona que necesite etiquetarme porque su mente funciona así, me gustaría que en esa etiqueta dijera esto: “mujer que ama profundamente el alma de su amor, en el cuerpo que eligió venir a la Tierra”.

Gracias por compartir este momento conmigo.

Deseo que estéis rodeados de amor en todas sus muchas formas, y estéis experimentando vuestro mayor bien en todo momento, en este increíble y mágico Universo donde vivimos.

Os abrazo a corazón abierto.

Myriam

Quizás te interese leer también:

La Canción de Regreso

La Mujer que Sé Que Soy

Sexualidad Sagrada

¡Comparte este post!
POSTS RECIENTES:
BÚSQUEDA POR TAGS:
ARCHIVO
  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Pinterest - Black Circle
  • White Instagram Icon
  • Facebook - White Circle
  • YouTube - círculo blanco

© 2020 Myriam Aram