Entrar en el Templo


Quieres entrar en las Ciudades de Luz, en pirámides, y santuarios etéricos… pero no te atreves a habitar plenamente el Templo de tu Cuerpo.

Quieres ver hadas, ángeles, seres sutiles… pero no te atreves a mirar tus sombras en los ojos de las demás personas.

Para adentrarse en el cielo es necesario caminar primero el suelo, y amar las raíces.

El corazón es la puerta. Amor y compasión son la llave.

Myriam Aram

Feliz martes, habitando nuestro Templo

¡Comparte este post!
POSTS RECIENTES:
BÚSQUEDA POR TAGS: