Cuando no puedes cambiar lo de fuera...


–¡No puedo cambiar lo que no me gusta!– se quejó la Aprendiz a la Bruja–. No puedo cambiar a mi madre, a mis amigos, a mis compañeros de trabajo… ¡No puedo cambiar casi nada de lo que me rodea!

–Lo de fuera no lo puedes cambiar–sonrió astutamente la Bruja–, pero SÍ que lo puedes TRANSFORMAR.

Transforma lo que t