La Antigua Promesa


Como el árbol llama al rayo en la tormenta,

como el Sur reúne a las grullas en invierno

y la órbita del Sol atrae a la Tierra,

mi alma llamaba a la tuya en el espacio-tiempo.

Con una campanada de luz tu alma y mi alma se reconocen.

Como un cruce de caminos eternos nuestros ojos se encuentran.

Y no conozco tu cara, ni tu cuerpo, ni tu voz en esta vida,

pero reconozco bien tu esencia.

Gracias por este reencuentro,

por los momentos de alegría y las enseñanzas difíciles,

por la lección de aprender a poner límites,

de amarme y saber cuándo es hora de alejarme.

Gracias por venir a cumplir Nuestra Antigua Promesa.

Myriam Aram

Dedicado a todos los seres maestros de lecciones alegres o duras en nuestra vida, y a nosotros, maestros en las suyas.

Un abrazo muy fuerte.

Feliz martes amigos <3

© Copyright de los textos: Myriam Aram

¡Comparte este post!
POSTS RECIENTES:
BÚSQUEDA POR TAGS:
ARCHIVO
  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Pinterest - Black Circle
  • White Instagram Icon
  • Facebook - White Circle
  • YouTube - círculo blanco

© 2020 Myriam Aram