Los Niños Perdidos

20 Oct 2017

 

 

 

Somos, fuimos, los Niños Perdidos de Nunca Jamás Vistos de Verdad.

Los hijos de una Generación de Casas Vacías, de hombres que se abrían camino y mujeres trabajadoras. 

Los nietos de la Generación de Hierro. 

 

Somos, fuimos, huérfanos de la Presencia Incondicional. 

Acogidos con el agotamiento, la rutina y el estrés. Con los cuernos y el divorcio, las promesas sin cumplir, las caricias distraídas y los sueños fugados. 

 

Niños sedientos de ser aceptados y sentirse valiosos. 

Niños transparentes que se han perdido en caminos ajenos. 

 

–"El que no fue visto no sabrá verse –dice la ley del equilibrio–. En profundo desamor será invisible para sí, o ciego no hará más que mirarse el ombligo". 

 

Esta herida que pasa de padres a hijos contiene en su interior una inmensa Semilla-Regalo.

Porque solo en la carencia de algo se inicia su búsqueda. 

Solo en la nostalgia insoportable grita el corazón un nombre: tu nombre. 

 

En la Presencia Incondicional hacia nosotros mismos, somos, seremos, los Niños Hallados Por Siempre.

 

 

 

 

 

En profundo respeto a nuestros padres, madres, abuelos y abuelas. A nuestros ancestros. Que nos dieron lo que tenían, que nos dieron lo mejor que supieron. 

 

Ya es tiempo de sanar esta herida. 

 

Con amor, 

 

Myriam Aram

 

Please reload

¡Comparte este post!
POSTS RECIENTES:

May 29, 2020

April 29, 2020