La Tejedora


Cuando era joven –me contó la Tejedora–, creía que estaba a merced de la Vida.

Que esta me daba una madeja de hilos enmarañados y yo, víctima de mi Destino, con ella tejía mis pasos.

Pasaron los años y aprendí que, en verdad, era libre de elegir los hilos de mi Telar.

De escoger los colores que me hacían vibrar y tejer mi creación bajo el sol o la luna, en la intimidad del desierto o en la exuberancia de la selva, en la soledad elegida o en la bendición de tener buena compañía.

Pero ahora que mi pelo es completamente de plata,

veo que no solo soy la que teje mi destino.

Sé que formo parte del corazón de la Tierra, del caminar de las manadas, de la savia de los árboles. De las risas y los llantos de los niños.

Ahora sé que formo parte del Todo y el Todo es parte de mí.

Que soy la Tejedora, el Telar y el Hilo.

Myriam Aram

(Imagen tomada de internet. Desconozco el/la autor/a)

¡Comparte este post!
POSTS RECIENTES:
BÚSQUEDA POR TAGS:
ARCHIVO
  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Pinterest - Black Circle
  • White Instagram Icon
  • Facebook - White Circle
  • YouTube - círculo blanco

© 2020 Myriam Aram