Por eso también las palabras...


–La saliva es venenosa –afirmó muy seria, sintiendo que una enorme pena emanaba desde las profundidades de su interior– por eso los mordiscos se convierten en heridas que se infectan.

–Se equivoca, querida mía. La saliva cura las heridas como el agua del mar –le respondió con suavidad–. Por eso también las palabras curan.

(Extracto de "Castillos en el Aire, Castillos en la Tierra", de Myriam Aram)

¡Comparte este post!
POSTS RECIENTES:
BÚSQUEDA POR TAGS:
ARCHIVO
  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Pinterest - Black Circle
  • White Instagram Icon
  • Facebook - White Circle
  • YouTube - círculo blanco

© 2020 Myriam Aram